Hospitalizado

14 Mar

Pues nada seguimos quemando fases en nuestro ciclo, nunca estuviera ingresado en un hospital, nada grave pero doloroso, lo que me llevo a estar cinco dias con sus correspondientes noches, al principio cuando estaba realmente mal no da tiempo a pensar pero cuando la cosa se estabiliza el tiempo no pasa ni queriendo. Da para leer y sobre todo pensar y pensar.

No entiendo como se puede hablar mal de la sanidad pública, aclaro, cuento sobre mi vivencia en dichas dependencias, después cada uno tiene sus propias experiencias.

Entro por urgencias con unos dolores insoportables y sin esperar ya me pasan a un Box, según la gravedad se tiene mas o menos prioridad, cosa que no tenia ni idea, allí un médico nos da el primer diagnostico pero para confirmarlo me harán una serie de pruebas, todo esto dura sobre ocho horas, si, ocho horas, no me parecen muchas, no era el único que estaba en urgencias ese día, estaban como siempre me decía una enfermera, a mi parecer había muchos pacientes durante toda la tarde. Las pruebas confirmaron el diagnostico inicial, primero tratamiento si persiste quirófano.

Después en planta la cosa es ya distinta mas relajada, al principio como todo, algo cortante pero con el paso de las horas y días la confianza tiene que aparecer, por muy terco que sea uno, ya que las buenas palabras y gestos aparecen de una habitación y de otra sabiendo que están bastante peor que uno, se pierde la vergüenza y se gana en confianza.

El hospital, es un sitio que con el paso de los días cada día te vas abriendo mas, tus problemas son de ellos y los de ellos son los tuyos la conversación siempre versa de lo mismo, cuando y como serán las pruebas o la operación,  uno sin querer se va involucrando en ese día a día donde se va gestando una amistad. También es verdad que hay todo lo contrario, gente que piensa que estar ingresado tiene todos los derechos y ningún deber, eso tampoco es así, hay unas reglas de convivencia que hay que aceptar, es un hospital no es un hotel, a uno se va cuando se encuentra mal y al otro va de vacaciones o trabajo, es una pequeña pero gran diferencia.

Y que decir de los vienen a visitar a los enfermos, a esos decirles que la gente si esta allí es por algo, no es ni un bar ni una feria es un hospital y por lo tanto con enfermos, si el que van a ver esta medianamente bien seguramente el de la habitación de enfrente lo operaron hace pocas horas y esta fastidiado lo quiere es silencio y descanso, no discusiones ni voces altas. Una visita es una visita, si realmente lo aprecias para ir verlo, no son mas de quince minutos una o dos personas mas tiempo y mas gente MOLESTA y mucho allí no se necesita de nada.

De todo el personal, tanto de servicios como el sanitario solo buenas palabras todo amabilidad y facilidad, por cualquier cosa que le pidiésemos buena cara y mejores acciones, evidentemente hay de todo siempre, nos puede caer la persona que no se aguanta ni el/ella misma y esa mala contestación o gesto no se debe juzgar al resto.

Es un pequeño relato de mi experiencia en un ingreso de un hospital público, no digo que a todos les fuese así, cada uno tendrá la suya, unas mejores y otras peores, pero la mia fue buena desde que entre a como salí.

6 comentarios to “Hospitalizado”

  1. Benjamín Recacha García 14 de marzo de 2018 a 14:35 #

    Buena descripción. Espero que haya ido todo bien y que ya estés recuperado.
    ¡Un abrazo!

    • Pancloro 14 de marzo de 2018 a 16:50 #

      Todo quedo en un pequeño susto, totalmente recuperado.
      Muchas gracias Benjamín

  2. soycapaz2018 14 de marzo de 2018 a 14:36 #

    Estoy totalmente de acuerdo, la gente ha perdido las formas. Soy madre de una enfermera y se de primera mano como funciona todo esto. Creo que hay que quejarse menos y colaborar más. La sanidad pública todavía es muy buena.

  3. Ana María Otero 14 de marzo de 2018 a 17:58 #

    Me alegra ver que hay más gente que como yo no está insatisfecha con la atención en los hospitales públicos y que tampoco soy la única a la que le incomodan algunas visitas que olvidan que en la cama de al lado hay una persona que probablementeno no está pasando su mejor momento👍

    • Pancloro 15 de marzo de 2018 a 09:04 #

      Contento no, muy satisfecho del servicio y el personal. Respecto a las visitas creo que falta educación y saber estar.
      Un saludo

  4. La chica del carbón 26 de marzo de 2018 a 11:20 #

    Me ha gustado tu artículo, en general me gusta bastante leer este tipo de experiencias ya que soy estudiante de enfermería y pienso que una de las bases para ser un buen profesional es empatizar con las personas. Hay que ponerse en el lugar de aquella persona que lo está pasando mal. Un saludo.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

El Noticiero de Alvarez Galloso

Noticias Deportivas, Culturales, y de la Farandula Copyright.com Registration #HOPP-OMV3-KHKL-7WU2

eulaliobe

This WordPress.com site is the bee's knees

TEJIENDO LAS PALABRAS

CON LOS HILOS INVISIBLES DEL ALMA

EL ECO DE TUS PALABRAS

"Todo cuanto me llegue yo tambien lo haré llegar"

Mariposas de Cris

Autora de "Dime con quién hablas y te diré si estás loca" y "No me busquéis"

Principiantes entre fogones

Recetas de Cocina para amantes de la gastronomía casera, pensando en los "españoles por el mundo" que, por primera vez, se ven solos "entre fogones" y para todos aquellos que quieren aprender a cocinar.

LA INFORMÁTICA Y YO

Aprender el mundo de la informática

Remigio Sol

¡Viva la Música!

El blog de una empleada doméstica

Aventuras de una chacha

la recacha

Una recacha es un sitio donde uno se siente a gusto, protegido. Un entorno adecuado para reflexionar sobre la vida...

VIAJES AL FONDO DEL ALSA

“Quizás viajar no sea suficiente para prevenir la intolerancia, pero si logra demostrarnos que todas las personas lloran, ríen, comen, se preocupan y mueren, puede entonces introducir la idea de que si tratamos de entendernos los unos a los otros, quizás hasta nos hagamos amigos” – Maya Angelou

A %d blogueros les gusta esto: