Vejez

19 Abr

Todos los ciclos de la vida tienen un principio y un final, no quiere decir que a partir de tal edad empieza una y termina otra pero según van pasando los años se van quemando las fases.

Cuando se llega a la vejez, última fase del ciclo de la vida, no todos llegan de la misma forma, pero se llegue como se llegue es muy triste ya no es como se encuentre uno físicamente sino también psicológicamente. Normalmente no, por lo general los que superan los 90 años siempre tienen algo, por no decir tres o cuatro cosas que por supuesto la calidad de vida no es la misma que cuando se jubilaron. Y si por un casual, físicamente se llega bien, psicológicamente la sociedad no esta preparada, ya que ven marchar a familiares y amigos mucho mas jóvenes que ellos, semana tras semana van despidiendo personas que en algún momento de la vida compartieron trabajo, amistad o vinculo familiar y que son mas jóvenes que ellos, ahí es cuando no se esta preparado, es muy triste.

Ya no hablar de las residencias de la tercera edad, por motivos laborales estoy muy a menudo en ellas, son visitas rápidas pero frecuentes dónde ves como se encuentran los residentes, faltar no falta de nada pero al mismo tiempo les falta todo, falta el cariño familiar.

Personalmente, a un ser querido nunca lo metería en una residencia, creo, que hay que devolver todo lo que la persona hizo por ti cuando era pequeño, me parece una falta de abandono. Ahora bien, hablo así ya que nunca tuve que tomar esa decisión, por lo tanto es muy fácil hablar desde fuera, cada uno es diferente en la forma de pensar, las circunstancias familiares o laborales, sé, que no les falta de nada, están muy atendidos y vigilados, por gente muy profesional y sobre todo muy agradables, que los tratan con mucho cariño, valen para este trabajo. Pero lo dicho anteriormente, no les falta de nada pero al mismo tiempo les falta el cariño familiar.

Esto todo viene a cuento a que servidor tuvo y tiene los dos extremos tanto físicamente como psicológicamente, las primeras poco o nada duraron ya que apenas llegaron a la jubilación, el malestar físico les cerraron los ojos. Y las segundas es la que estamos viviendo agradablemente para nosotros no así psicológicamente para ellos. No hace mucho celebramos el 50 aniversario de casados, con ellos últimamente siempre estamos de celebraciones.

Claro que están contentos no les falta de nada, nunca desde que los conozco tuvieron mas que un catarro, viajan, comen absolutamente de todo no les hace daño nada y sobre todo tienen el calor familiar. Pero lo peor y digo que no estamos preparados, es explicarles un día y otro día como se van quedando solos, sin gente alguna de su generación y mucho más jóvenes que ellos, los que quedan están que no conocen ni a sus hijos. Eso es por lo que digo que psicológicamente es difícil pero estamos muy contentos que solo sea psicológico y poder seguir disfrutando de ellos y poder celebrarlo cada día.

2 comentarios to “Vejez”

  1. crisregalado 19 de abril de 2017 a 10:26 #

    No es fácil envejecer por eso mientras tengamos aquí a nuestros mayores debemos hacer un esfuerzo para que sientan que todavía nos importan,que se sientan valorados y eso es posible a través de una escucha paciente porque aunque no nos lo creamos todavía podemos aprender de ellos

  2. sandritahija 21 de abril de 2017 a 10:11 #

    Mi madre y yo nunca pensamos que mi abuela entraría en una residencia de ancianos, pero a sus 91 años empezó a perder la cabeza, las noches eran un sufrimiento para todos y no había ninguna cuidadora que aguante con ella más de 1 mes, así que, como todos tienen sus trabajos, pues la abuela a la residencia.
    A mi madre le está costando un trauma. Eso sí, siempre hay un familiar con ella. Por la mañana casi todos los días y por las tardes, no hay una tarde que no vayamos alguno de nosotros a estar con ella hasta la hora de cenar.
    Yo no pienso que mi abuela esté abandonada. Todo lo contrario. Está bien atendida, sus hijos tranquilos de saber que está cuidada y más relajados, porque el verano pasado fue un sufrimiento para todos.
    Muchos días nos la llevamos a casa a comer, pero a la hora de cenar hay que llevarla de nuevo al hotel, como le decimos. Ahora ya ha recuperado un poco la cordura y sabe perfectamente dónde está, y lo pasa mal, pero yo sé que está bien atendida y que con la rehabilitación que le hacen, está recuperando.
    Pero abandonada no lo ha estado nunca y no lo estará.
    Es difícil tomar ese tipo de decisiones, pero a veces no queda más remedio…

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Mariposas de Cris

Autora de "Dime con quién hablas y te diré si estás loca"

LA INFORMÁTICA Y YO

Aprender el mundo de la informática

Principiantes entre fogones

Recetas de Cocina para amantes de la gastronomía casera, pensando en los "españoles por el mundo" que, por primera vez, se ven solos "entre fogones" y para todos aquellos que quieren aprender a cocinar.

Remigio Sol

¡Viva la Música!

El blog de una empleada doméstica

Aventuras de una chacha

Maite Pombar Pedrosa

Ampliando horizontes en el mundo empresarial

la recacha

Una recacha es un sitio donde uno se siente a gusto, protegido. Un entorno adecuado para reflexionar sobre la vida...

VIAJES AL FONDO DEL ALSA

“Quizás viajar no sea suficiente para prevenir la intolerancia, pero si logra demostrarnos que todas las personas lloran, ríen, comen, se preocupan y mueren, puede entonces introducir la idea de que si tratamos de entendernos los unos a los otros, quizás hasta nos hagamos amigos” – Maya Angelou

A %d blogueros les gusta esto: