Bodas de oro

31 Ago

Las celebraciones son eso celebraciones, son momentos que festejamos o recordamos algún acontecimiento, pero si hay una que es difícil de festejar son la Bodas de Oro. No es que sea difícil de festejar lo verdaderamente difícil llegar a ellas en buen estado de salud para poder festejar el gran acontecimiento, esto si es un acontecimiento.

Nunca había participado en un acto como este, fue un día inolvidable, tanto para el matrimonio como para nosotros. Los padres de la Santa cumplieron cincuenta años de casados, una fecha así bien merece un buen reconocimiento.

Ellos no estaban por la labor, después de todo lo que paso en la familia no tenían ganas de festejos ya que se sienten de luto y no querían hacer nada, la hija y servidor le preparamos tal fiesta, que nos sentimos orgullosos ya que se lo merecen y me lo merecen.

bodasoro

Es un matrimonio que me acogió como si fuese su hijo, siempre lo dice una y otra vez, se perfectamente que la hija es la hija, pero nunca me sentí desplazado cuando se habla de cualquier tema importante en casa. Me acompañaron en todos los momentos buenos y malos, que por suerte y desgracia los pasamos, pero siempre, siempre estuvieron presentes, que decir de los consejos, no imposiciones. Yo solo puedo tener buenas palabras y mejores gestos hacia ellos.

Tuvieron sus problemas como todo hijo de vecino, pero ahí están como dos robles con sus cosas ya que la edad es la edad. Solo pensar que estuvieron los cincuenta años juntos…, esto esta al alcance de muy pocas parejas.
La Santa no empezó a organizar nada hasta 10 días antes, se le venia el recuerdo de mis padres cuando le faltaban 3 años para el acontecimiento, siempre lo estaban organizando y reorganizando lo estuvieron viviendo mucho pero no pudo ser.
Por este motivo no se hablaba nada de la fecha ni del acontecimiento. No había mucho que hacer ya que los invitados somos los que somos, el matrimonio homenajeado, la hija, servidor y los nietos, ya que los tíos que quedan no están para estos trotes y los amigos que tendrían que estar no están. Por lo tanto, organizar fue sencillo y rápido, salio todo como anillo al dedo, no falto nada, misa incluida en el altar mayor de la catedral, son de misa, no recuerdo ninguna celebración en ambas familias sin tal evento.

El día valía y antes del ágape dimos cuenta de unas consumiciones, en el que nos enteramos que a Pitugrú, también le gusta la cerveza, aprovecho la ocasión para decirnos que también creció. Cerca de las tres de la tarde, nos fuimos al restaurante que elegimos para la ocasión. Alguna estrella y muchos reconocimientos, fue el restaurante reservado. Nos tenían la mejor mesa de uno de los comedores, cada cual consumió lo que le apetecía ya que al ser tan pocos nos dijeron que era mejor pedir a la carta, los vinos como no, tenían que ser gallegos, eran buenos, fue cuando nos contó Churrumbela que estos caldos son mas ricos que los que toma ella por Barcelona, también nos enteramos que le gusta el vino.

Del restaurante no se si fue un acierto o no ya que fineza toda la que quieras pero de comer deja mucho que desear, son estos cocineros modernos que cuando empiezas a degustar se termina, no estamos preparados para ello, pero era algo especial y distinto, así fue.

Despues un pequeño paseo, nos sentamos en una terraza de una cafeteria para degustar una copa y conversar lo que fueron los 50 años de convivencia, como cambio la vida, cuando empezó a entrar en casa servidor y mas tarde llegaron los nietos, fue una charla que se prolongo un par de horas que sirvió de colofon a un día inolvidable para una gente que se lo merece.

Desde este pequeño libro o diario os quiero dar las gracias por todo, por lo que me ayudasteis me acompañasteis en todos esos momentos dificiles que nos toco vivir. Espero poder devolveros por lo menos la mitad de lo que vosotros hicisteis por mi.

Muchas gracias suegros.

2 comentarios to “Bodas de oro”

  1. robotprofe 2 de septiembre de 2015 a 11:19 #

    Precioso el relato y acontecimiento. Es dificil llegar a tal aniversario, mis padres lograrón llegar a ello, pero tengo que decir que mi madre luchó para llegar al 3 de septiembre, ya que padecía un cancer de hígado, estando desauciada desde marzo y en noviembre murió, lo que es el ser humano y lo que podemos hacer cuando quieres conseguir algo. Espero poder llegar a celebrar el mío y recordar todo lo vivido. Enhorabuena por tu relato.

    • Pancloro 6 de septiembre de 2015 a 19:49 #

      La vida la tenemos que llevar como viene no como uno quiere, por esta circustancia no podemos dejar de celebrar los acontecimientos. Estas enfermedades por desgracia, son el principio del fin.
      Claro que podrás llegar a celebrar el tuyo, claro que sí, pero no lo organices hasta última hora.
      Un saludo

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

EL ECO DE TUS PALABRAS

"Todo cuanto me llegue yo tambien lo haré llegar"

Sin temor ni juicio

Sinaloense refugiada en el DF. Community manager, periodista nota roja, editora web, fotógrafa curiosa, loca pero guapa.

unviajealavezcom.wordpress.com/

Blog de experiencias, anécdotas y recomendaciones de viajes

C.M

Fotografias

Mariposas de Cris

Autora de "Dime con quién hablas y te diré si estás loca"

LA INFORMÁTICA Y YO

Aprender el mundo de la informática

Principiantes entre fogones

Recetas de Cocina para amantes de la gastronomía casera, pensando en los "españoles por el mundo" que, por primera vez, se ven solos "entre fogones" y para todos aquellos que quieren aprender a cocinar.

Remigio Sol

¡Viva la Música!

El blog de una empleada doméstica

Aventuras de una chacha

Maite Pombar Pedrosa

Ampliando horizontes en el mundo empresarial

la recacha

Una recacha es un sitio donde uno se siente a gusto, protegido. Un entorno adecuado para reflexionar sobre la vida...

VIAJES AL FONDO DEL ALSA

“Quizás viajar no sea suficiente para prevenir la intolerancia, pero si logra demostrarnos que todas las personas lloran, ríen, comen, se preocupan y mueren, puede entonces introducir la idea de que si tratamos de entendernos los unos a los otros, quizás hasta nos hagamos amigos” – Maya Angelou

A %d blogueros les gusta esto: